EL NIÑO QUE NO CRECE

El niño crece poco, es el más bajito de la clase,… Estas son algunas de las preocupaciones que llevan a algunos padres a acudir a la consulta con el pediatra para obtener una respuesta. Aunque en algunos casos hay enfermedades que pueden producir alteraciones del crecimiento, y que con un diagnóstico y tratamiento adecuado mejoran su talla (déficit  hormonales, enfermedades crónicas, prematuridad),  la realidad es que la  mayoría de los niños con talla baja son variantes de la normalidad.

Consideramos que un niño tiene talla baja  cuando está por debajo de -2,5  desviaciones para su edad y sexo. La talla va a depender de  varios factores. Por un lado, factores endógenos,  genéticos, como el sexo, la raza, la talla de los padres, factores endocrinos;  y por otro, ambientales donde se incluyen: una correcta nutrición, actividad física, atención y cuidado, y contaminantes ambientales.

Los factores endógenos determinan del 50%-80 % de la talla de un niño .Todos estos factores actúan de forma conjunta.  Hay que ver que al ser un rasgo genético, se valora en el contexto familiar. Así hay niños que inician el desarrollo puberal antes y otros que lo hacen de forma más tardía  de acuerdo a  los antecedentes de sus padres.

Hay que valorar la talla diana que es la talla esperada para un niño en una determinada familia  a partir de la talla media de los padres  y la predicción de talla adulta. Para valorar la talla del niño nos guiamos por las gráficas de los percentiles para su edad y sexo. El crecimiento es algo dinámico  y la talla es un valor  estático  por lo que una cifra única no es válida. Es obligado mediciones en varias determinaciones a lo largo de un año. Otro dato a tener en cuenta en la valoración de un niño con talla baja es la velocidad de crecimiento. Esto es, los centímetros que crece a lo largo de un año.,

La velocidad de crecimiento varía según los distintos periodos de la infancia. Durante los dos primeros años, la velocidad de crecimiento es muy rápida: unos 25 cm. en el primer año y 12 cm en el  segundo  año. La etapa del crecimiento puberal también se caracteriza por ser otro momento de crecimiento rápido: unos 8 a 12 cm al año. En el resto de la infancia crecen unos 4 a 6 cm anuales.

Otro concepto que utilizamos en caso de niños con talla baja es la edad ósea. Es una radiografía de la muñeca  izquierda  y los dedos que es útil para calcular la madurez  esquelética  del niño, Esta se compara con la edad cronológica y puede ser igual, menor, o mayor que la edad cronológica según  las diferentes patologías. Dentro de los niños con talla baja me voy a referir a las variantes normales que son la talla baja familiar y el retraso constitucional del crecimiento y desarrollo.

--Talla baja familiar --

Son niños que nacen con peso y talla normales. En los dos primeros años disminuyen su velocidad de crecimiento para adaptarse a su percentil  genético de talla baja familiar en uno o ambos padres. Su velocidad de crecimiento es normal y la pubertad ocurre a una edad normal .Su edad ósea es igual que su edad cronológica, con datos tanto clínicos como analíticos normales. Su talla adulta será baja.

 

--Retraso constitucional de crecimiento y desarrollo --

Frecuente en varones. Son niños que nacen con talla normal. Entre sus antecedentes destaca que su madre o padre tuvieron el estirón puberal tardío .El niño crece de forma adecuada los primeros años y antes de la pubertad crece de forma más lenta, iniciando la pubertad más tardía. Su talla adulta es normal. La  edad ósea estará retrasada con respecto a su edad cronológica y tanto su exploración clínica como su analítica serán normales .Uno o ambos padres refieren retraso en la pubertad.

Finalmente, hay casos aunque menos frecuentes  de talla baja patológica.

 Los casos de talla baja patológica  incluirían: 

·        las alteraciones óseas – metabólicas,

·        las causadas por enfermedades crónicas ( gastrointestinales, cardiopulmonares, infecciones , renales , hematológicas ),

·        malnutrición, fármacos, psicosocial y trastornos endocrinos,

·        las de origen prenatal que son los pequeños para la  edad gestacional. Son  los niños con retraso del crecimiento intrauterino que nacen con bajo peso y talla ya sea por alteraciones placentarias, infecciosas, tóxicas o genéticas y que necesitan un seguimiento   continuado  y en caso de  persistir el bajo peso y talla, serán  valorados por Endocrinología Infantil.