Plaza Cortes Leonesas, 4, 1º Izqda, 24003 León
987 20 97 60

dfgdftdghhftg

El catarro de vías altas, rinofaringitis, o infección respiratoria alta es la enfermedad infecciosa mas frecuente en los niños, siendo uno de los motivos de consulta mas frecuente al pediatra.

El catarro es mas frecuente en los primeros 3 años de vida y en niños que acuden a escuelas infantiles. Los niños pueden padecer de 3 a 10 catarros al año. Esta situación es pasajera y a partir de los primeros años el número de catarros disminuye de forma clara.

¿Qué es un catarro?

Es un cuadro que se inicia con obstrucción nasal, aumento de la mucosidad y tos, que ocurren sobre todo en el invierno.

Los síntomas que provoca se deben a la inflamación de la mucosa respiratoria que va desde la nariz a los bronquios y según lo que predomine, hablaríamos de: rinitis (mucosidad nasal), faringitis (dolor de garganta), laringitis (tos ronca), bronquitis (tos y ruidos respiratorios).

En general los catarros se curan solos en el plazo de pocos días sin dejar secuelas.

¿Cómo se transmiten?

Los causantes de los catarros son los virus, los más conocidos son los rinovirus, de los que hay más de 200 tipos diferentes.

La infección se transmite de una persona infectada a otra, a través de los mocos que se expulsan al aire por la tos, los estornudos o por objetos contaminados por estas secreciones. La puerta de entrada suele ser la nariz, la boca o la piel que recubre los ojos, es claro que las manos son un vehículo muy importante de transmisión de las infecciones.

En el caso de los niños pequeños, la diseminación es más fácil por los juguetes y objetos que chupan y tocan.

¿Por qué los niños se acatarran tanto?

Primero, porque están en contacto con otros niños (parque, guardería o colegio) y adultos que les transmiten los virus del resfriado. Y también, porque su inmunidad es inmadura y su sistema de defensa desconoce a estos virus por eso se infectan con más facilidad.

Es importante saber que la transmisión del resfriado se produce con más facilidad en los locales cerrados (aula), pues hay contacto más estrecho y menos ventilación y así, las toses y estornudos de los acatarrados cargan el ambiente de virus en suspensión, que inhalan los niños sanos.

Síntomas

En los niños pequeños, el catarro puede cursar con fiebre elevada durante 24 a 48 horas acompañada de síntomas nasales, congestión y dolor faríngeo, que se puede acompañar de cefalea, malestar general, dolores musculares y febrícula en los niños más mayores. Estos síntomas ceden en una semana pero la tos suele ser más persistente y no es raro que se mantenga hasta 3 semanas.

El moco va cambiando de agüilla, que pasa a espesarse, ser blanco y después amarillo o incluso verdoso, esto no indica infección ni necesidad de usar un antibiótico.

Hay que aclarar que la tos es un mecanismo reflejo de las vías aéreas que se produce cuando después de una inspiración normal o algo más intensa se expulsa con fuerza el aire. Se desencadena por la existencia de moco en alguna parte del aparato respiratorio o por irritación del mismo. Es un mecanismo de defensa para mantener limpias y abiertas las vías aéreas.

Tratamiento

Lo principal es aliviar sus síntomas ya que no podemos actuar en su origen, estar atentos a las complicaciones y más teniendo en cuenta la tendencia natural a la curación espontánea. Así se recomienda lavados nasales con suero salino, en el caso de los bebés especialmente antes de las tomas y al acostarlo.

El paracetamol o ibuprofeno, son útiles para aliviar el malestar y/o la fiebre.

Los antitusivos, mucoliticos y descongestivos nasales no han demostrado beneficios claros y dado que hay posibilidad de efectos adversos, debe sopesarse su uso, estando desaconsejados sobre todo en los lactantes.

¿Cómo evitarlos?

Evitar la exposición a personas acatarradas. Es importante que los padres sepan que el lavado de manos a menudo es una de los mejores hábitos para evitar la transmisión de las enfermedades infecciosas.

Mi hijo tiene tos y catarro, ¿cuándo consultar al pediatra?

  • EN LAS PRIMERAS 72 HORAS DEL INICIO DEL CUADRO EN LOS MENORES DE 12 MESES.
  • SI LA FIEBRE PERSISTE MAS DE 2 A 3 DÍAS.
  • SI SE ACOMPAÑA DE DIFICULTAD RESPIRATORIA.
  • SI SE ACOMPAÑA DE DOLOR DE OIDOS O SUPURACIÓN, IRRITABILIDAD O DECAIMIENTO.
  • SI LA TOS NO DISMINUYE PASADOS LOS DÍAS O ES INTENSA.
  • SI LA MUCOSIDAD ESPESA PERSISTE MAS DE 10 DÍAS.
  • SI SU SENTIDO COMÚN, O EL DESEO DE RESOLVER ALGUNA DUDA ASÍ SE LO ACONSEJAN.

Leave a comment

Estaremos de vacaciones del

18 de julio al 9 de agosto